Elimina los hongos de los pies y de las manos con este método casero

Los hongos en la piel son bastante comunes tanto en adultos como en niños y especialmente en adolescentes. No se trata de una infección grave ni peligrosa, pero si molesta y que puede ser recurrente si no se trata debidamente.

Anuncios

Los hongos pueden desarrollarse en cualquier parte de la piel, sin embargo, una de las partes del cuerpo que más sufre la infección de hongos son los pies y en las manos.

Si usted sufre en estas enfermedades en los pies o en las manos, no dudes en preparar este poderoso método casero a base Listerine entre otras ingredientes.

Muchas personas desconocen estos tipos de métodos caseros y gastan mucho dinero en otros tipos de productos que venden en el mercado. pero muchas de ellas no son seguras por sus fuertes ingredientes y pueden dañarte las uñas y la piel.

Anuncios

A continuación te ayudaremos a aplicar estos poderosos remedios el los hongos de los pies y en las manos. no dudes en empezar a ocupar hoy mismo esto métodos y al final te sorprenderás al ver los resultados.

Bicarbonato de sodio

Echamos 3 cucharadas de bicarbonato de sodio en medio vaso de agua y formamos una pasta. Cubrimos las manos con esta pasta y la tapamos con una gasa o una vende dejando que actúe al menos durante 10 minutos. Después aclaramos las manos y secamos sin dejar restos de humedad.

Los ingredientes para prepararla son:

  • 1 Limón entero
  • 1 Puñado de romero
  • 3 dientes de ajo crudos
  • 2 Tazas de agua filtrada

Para prepararla ponemos a calentar el agua y cuando rompa a hervir les añadimos los ingredientes. Dejamos un par de minutos que hierva a fuego suave y apartamos para dejar que enfríe la mezcla. Lavamos las manos con esta infusión.

Si notas que tus pies tienen durezas, grietas o cualquier imperfección en su piel, no dudes en probar este increíble tratamiento para mejorar su aspecto en poco tiempo.

Anuncios

Sus ingredientes son muy fáciles de adquirir y, dado que no son agresivos, son aptos para todos los tipos de pieles.

Ingredientes

  • 5 aspirinas
  • El jugo de un limón
  • 1 piedra pómez

Instrucciones

  • Pon las aspirinas en un mortero y tritúralas hasta obtener un polvillo. En caso de no contar con un mortero, humedécelas con un poco de agua y aplástalas con un tenedor u objeto pesado.
  • Incorpora el polvo obtenido en un recipiente y, a continuación, agrégale el jugo de un limón.
  • Mezcla todo por unos instantes, hasta obtener una pasta espesa y homogénea.
  • Si notas que está demasiado seca, agrégale más limón o una cucharada de agua.

Modo de uso

  • Enjuaga los pies para remover la suciedad acumulada en su superficie.
  • A continuación, extiende una fina capa del producto sobre las áreas afectadas por los callos y hongos.
  • Espera que actúe de 20 a 30 minutos y enjuaga con abundante agua tibia.
  • Posteriormente, frota las zonas con una piedra pómez para eliminar la piel muerta y dura.
  • Retira las células muertas con agua tibia y seca bien los pies.
  • Repite el procedimiento dos o tres veces a la semana para obtener buenos resultados.